Estrategias de diseño instruccional para el aprendizaje de adultos

El e-learning es una opción educativa donde el alumno avanza a su propio ritmo.
Este estilo de aprendizaje es un reto para el diseñador, y todavía es mayor, cuando no hay un instructor a cargo del curso.
En ausencia de un profesor o instructor, el curso por si solo, debe captar la atención del alumno y mantenerla durante todo el ciclo de aprendizaje y cumplir con la tarea primaria de facilitar la asimilación del aprendizaje, permitiendo su aplicación en situaciones reales, con los estándares adecuados.

Existen muchas estrategias y modelos de diseño instruccional que se han desarrollado a través de las décadas. Aunque todos ellos tienen sus méritos adecuados para diferentes tipos de entrenamientos, hay algunos principios comunes que todos ellos comparten.
Veamos algunos:

1.-El primer paso en cualquier tipo de formación, ya sea en el aula o en línea, es que debe llamar la atención del alumno.
En el diseño de e-learning para los estudiantes adultos, este punto es de primordial importancia.
Como sabemos, los estudiantes adultos están orientados a los resultados y les gusta la práctica, por lo que el primer ingrediente es:
Ilustrar un problema real. Si en el curso el alumno soluciona un problema, tendrás a los estudiantes interesados.

2.-Los adultos tienen una gran cantidad de experiencia de vida y un depósito de conocimiento que actúa como la base para el aprendizaje posterior. Esto debe ser tomado en cuenta en la etapa de diseño.
El material del curso debe dar amplias oportunidades para utilizar y actualizar sus conocimientos previos. Una manera es haciendo preguntas abiertas, de reflexión, que permitan la creación de nuevos aprendizajes, utilizando conocimientos anteriores y nuevos.

 
3.- El cuerpo principal de cualquier curso es la sección en la cual se imparte el conocimiento nuevo, es la parte más importante del curso.
Si bien hay muchas maneras de presentar la información para el alumno, algunas de las estrategias que funcionan para los alumnos adultos son las siguientes:
• Debe haber gráficos y menos texto.
• Fragmenta la información en trozos pequeños, más digeribles.
• Los estudiantes adultos, en general, se orientan más hacia el ‘hacer’, y no sólo aprender a “hacerlo”. Así que además de la teoría, evita dar demasiados ejemplos, mejor utiliza ejercicios prácticos que se solucionen con la teoría expuesta.
• Utiliza simulaciones de situaciones reales, colocando escenarios justo donde se aplican.

4.- A todos nos gusta tener la posibilidad de consultar con amplitud lo que nos interesa, por lo que te sugerimos que proporciones ligas a documentos, materiales complementarios, información general, que sirva de ayuda para reforzar lo aprendido en el material del curso.

5.- Utiliza herramientas de colaboración social, foros, wikis, blogs, para que los estudiantes conversen y compartan su aprendizaje.

6.- Las evaluaciones no sólo deben ser teóricas, deben tener un componente práctico, que permita evidenciar lo que se logró en el curso.

En conclusión, hay muchas estrategias y enfoques para el diseño instruccional que funcionan con estudiantes adultos. Hemos enumerado algunas, que en base a nuestras experiencias, han demostrado el éxito a través de una multitud de organizaciones y público variado.
Esperamos sus comentarios

This entry was posted in Educación, Tics. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

(Spamcheck Enabled)